viernes, 14 de julio de 2017

El privilegio de los rasgos nórdicos

¡Hey!

Para cuando estéis leyendo esto, yo estaré de viaje... ¡pero no os quería dejar sin entrada! Y es que hace mucho tiempo que no hago una de estas entradas en las que ahondo en mis pensamientos y os lo transmito, y me parece fatal por mi parte ya que me encanta contrastar mi opinión con las vuestras que me dejáis en los comentarios y así crecer.

Este tema no lo he visto nunca a debate y no sé si es que lo pienso solo yo y estoy equivocada. Tampoco sé si va a resultar un tema controvertido o estaréis la mayoría de acuerdo conmigo: en cualquier caso y como siempre, mi única intención aquí es expresar mi opinión, no ofender a nadie.

Tiendo a analizar. Mucho. Quizás demasiado. Entonces me suelo hacer mis estadísticas mentales e intento probarlo en la sociedad. Esto es lo que me pasó cuando me di cuenta de la cantidad de gente, especialmente mujeres, que se tintaban el pelo de rubio. Llegaba un punto en el que la mitad de las chicas o más que veía lucían cabello claro, cuando en concreto en España lo común es tener el pelo entre castaño y moreno. Después me di cuenta de cómo se halaga más a una persona con ojos claros que a otra con oscuros, como si esta última solo por tener un color diferente ya fuera menos bonita.

En este saco, por supuesto, me incluyo yo. Siempre me he querido ver con el cabello claro y me habría gustado heredar los ojos verdes de gran parte de mi familia. Y llamadme demasiado retorcida si queréis, pero a veces pienso que esta tendencia que tenemos a querer poseer rasgos claros nos viene de una especie de racismo del que no somos conscientes. ¡No estoy diciendo que lo hagamos aposta y seamos malvados, sino algo que está en nuestro subconsciente! Me parece complejo el entender por qué el amarillo nos resulta más atractivo que el marrón o el negro, cuando precisamente hay muchas personas que rehúyen el amarillo por cuestiones supersticiosas (algo totalmente respetable).

Otra teoría que tengo es que al ver que solo una minoría, al menos en este país, tiene natural estos rasgos hace que los veamos como algo menos común y por tanto nos queramos parecernos a ello. Quizás si fuera al revés y lo raro fuera tener rasgos oscuros, estos serían los halagados: sin embargo, eso nunca lo sabremos.

No sé si me he explicado bien. Ya os digo que es un tema que nunca he visto debatido y no sabía cómo acercarme a él sin expresar una opinión demasiado descabellada o que pareciera que desprecio estos rasgos, ¡porque no es así! Creo firmemente que todos los rasgos, sean del tono que sean, son igual de bonitos y válidos. ¿Qué opináis vosotros? ¿Me he pasado con la vena filosófica, o puede que haya algo de luz en este texto? Espero que os haya gustado, y hasta la próxima... que la suerte esté siempre de vuestra parte.

22 comentarios:

  1. Es una buena reflexión, aunque creo que se debe más a lo que dices de que no es lo común. Al no ser lo común, es "mejor" porque es "diferente" (aunque si la tendencia sigue, ¿qué tendrá de diferente?).
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha gustado mucho ese último apunte. :D
      Un beso.

      Eliminar
  2. Hola!
    No me parece una idea disparatada en absoluto. Creo que es cierto, genéticamente los colores claros son mucho más escasos y tal vez por esto nos llaman más la atención de forma inconsciente.
    Recuerdo que hace años un profesor nos habló precisamente de esto y lo comparaba con los metales ¿por qué llevamos pulseras/collares de oro o plata? precisamente porque son materiales poco comunes y de algún modo esto nos da "prestigio". Lo mismo ocurre con los ojos o el pelo claro, nos llaman la atención porque no son muy comunes en nuestra zona (tal vez en lugares nórdicos sea al revés y sean los colores oscuros los que llamen la atención).
    Es una reflexión muy interesante
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que estés de acuerdo, tiene mucho sentido lo que aportas :D
      Un beso, nos leemos.

      Eliminar
  3. Ugh, se borró mi comentario, así que voy a tener que escribirlo de nuevo (qué rabia). En fin.
    Si te entenderé; pasé toda la infancia queriendo ser rubia de ojos celestes porque eso se suponía que era lo bello. Y sí, puede que sea porque tendemos a preferir lo fuera de lo común, no? Pero hay una belleza canónica socialmente impuesta y no sé hasta qué punto podemos escapar de eso. Let's fight it :)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Odio cuando pasa eso)
      Es una pena, pero tienes razón, deberíamos estar contentas con lo que tenemos :)
      Un beso, nos leemos.

      Eliminar
  4. Hola!!!
    Pues creo que se debe sobre todo a que nos han enseñado desde pequeños que tener el pelo y los ojos claros es "bello". Es el canon con el que nos hemos criado y por ello la gente intenta parecerse a ello.
    Yo tengo el pelo rubio oscuro y los ojos marrones y siempre los he querido tener claros porque veía que las princesas que me gustaban (mi fav era Ariel) los tenían así, pero también siempre he querido teñirme el pelo de pelirrojo porque me parece un color precioso.
    Es todo cuestión de la forma en que nos hemos criado, si lo bello socialmente fuese tener el pelo azul tal vez todo el mundo querría teñírselo así
    Pero bueno, interesante reflexión :D
    Nos leemos, besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde luego que lo imponga la sociedad es la clave.
      Un beso :)

      Eliminar
  5. Hola!
    Yo creo que tienes mucha razón, yo soy una chica normal que no tiene ni ojos claros ni nada claro jajaja y estoy totalmente de acuerdo contigo. Desde pequeños nos han enseñado que la gente que tiene los ojos verdes o azules destacan más que la de ojos marrones o nos llaman más la atención. Aunque en mi opinión todos los colores son bonitos.
    Besos de duendecillos, nos leemos!

    ResponderEliminar
  6. Hola! Yo soy rubia, con ojos verdes y de pequeña quería ser morena como mi mejor amiga, jajaja. Está claro que muchas veces queremos lo que no tenemos o como te dicen más arriba nos "venden" un prototipo y todos queremos ser así. Pero la verdad, cada uno, con nuestras cosas buenas y malas, somos especiales porque ya sea por aspecto o forma de ser, somos diferentes al resto y me quedo con eso.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola!!
    Pues fíjate que no es en algo en lo que me haya fijado demasiado, quizás porque de pequeña pensaban que era extranjera, jajajaja. Tengo los ojos verdes, aunque el cabello se me oscureció bastante desde que me lo teñí hace un porrón de años, pero puede ser que tengas razón en que nos fijamos en lo que menos abunda y por eso nos guste algo :D
    Muy buen debate!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un alivio que alguien no se fije entonces :)
      ¡Gracias pro pasarte y aportar tu opinión!
      Un beso.

      Eliminar
  8. Hola!
    Tranquila que no ha sonado nada mal y es una reflexión completamente válida. Para mí es una idea impuesta por la sociedad que queda en nuestra amente de manera inconsciente y lo hacen a través de las modelos que contratan o las actrices, se instauran modas... En cuanto al tema de los ojos si creo que es porque es más raro y es como wow, tiene ojos distintos al resto quiero unos así pero nada más.
    Espero que la hayas pasado lindo en tu viaje!
    Saludos desde Adictos a la lectura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el apoyo :)
      Sí, el mundo de la fama también tiene lo suyo...
      ¡Lo pasé muy bien, gracias!
      Un beso.

      Eliminar
  9. ¡Hola!

    No ha sonado nada mal y cada uno tiene una opinión y unas reflexiones personales. Somos entre nosotros los que debemos respetarnos. Ha sido una buena entrada y un buen debate.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias entonces, me alegra que te haya gustado :)
      Un beso, nos leemos.

      Eliminar
  10. Hola!
    Muy buen debate jeje Pues yo debo ser la excepción que confirma la regla porque según mi peluquera soy rubia ceniza pero llevo toda la vida diciendo que soy castaña xD Además, cuando me tiño el pelo suelo ir hacia el negro... ahora llevo mechas rubias pero en cuanto me veo demasiado rubia vuelvo a un tono más oscuro.
    Lo que comentas de la minoría puede ser una opción pero yo creo que es más bien que desde pequeñitos se nos inculca que el más atractivo (tanto en hombre como en mujer) es el rubio con ojos azules... quizá precisamente por eso que comentas que son una minoría.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja yo soy como tú, me cuesta ver un rubio ceniza en vez de un castaño.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  11. ¡Hola!
    La verdad es que a mi no me parece que suene mal, creo que es algo que se necesita que se hable, yo soy morena y mis ojos son marrones claros, pero jamás me deje llevar por lo que decían los demás. Jamás me he querido cambiar el color de pelo ni he deseado otro color de pelo, porque creo que si nací así me tengo que querer como soy nada más.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo soy igual que tú! Aunque en mi caso yo quería ojos claros y otro color de pelo, nunca estuve conforme.
      Un beso :)

      Eliminar

Muchas gracias por utilizar un poco de tu tiempo para comentar y así hacerme más feliz :)

The Hunger Games Mockingjay Pin